Importancia de la calidad del agua para riego en agricultura

La agricultura ecológica también es conocida como agricultura biológica u orgánica, la cual se basa en el cultivo de diferentes alimentos que aprovechan los recursos naturales, que sirven por ejemplo para combatir algunas plagas comunes en cultivos, para mantener o aumentar la fertilidad de la tierra y otros factores sin tener que recurrir a productos químicos comúnmente utilizados, bien sean plaguicidas, fertilizantes, antibióticos o similares. También se centra en la no utilización de organismos modificados genéticamente, mejor conocidos como transgénicos.

Gracias a este proceso se consiguen alimentos sanos, nutritivos y de forma natural, ayudando al mismo tiempo a tener una mayor sostenibilidad con el medio ambiente gracias al bajo impacto que tienen todas las actividades. El impacto en las empresas es un tema que se ha mantenido en la actualidad, donde todas las empresas buscan de una u otra forma disminuir los impactos de sus actividades en el ambiente, tal como se puede leer en algunas opiniones starjolding, las cuales nos demuestran los beneficios por ejemplo de tener filtros de ósmosis en casa.

Son muchos los tipos de agricultura ecológica, los cuales buscan un equilibrio y respeto al medio ambiente. Algunas de las razones para consumir alimentos producidos bajo esté tipo de agricultura se puede mencionar que son más saludables que los adquiridos de manera tradicional, estando libres de residuos tóxicos que vienen de insecticidas, pesticidas, fertilizantes sintéticos, antibióticos, conservantes y aditivos los cuale se utilizaban anteriormente para eliminar plagas e insectos, así como sirven para agregar color y brillo a algunos alimentos. Todos estos agregados pueden traer causas negativas a nuestro organismo, como puede ser el Parkinson, según algunos expertos.

El organismo asimila todos estos alimentos de forma correcta, por lo que no se alteran las funciones metabólicas. Expertos especialistas en nutrición, muchas de las enfermedades degenerativas vienen o están directamente relacionadas a la alimentación y la calidad de los alimentos. Cuando se cultivan alimentos en suelos equilibrados por fertilizantes naturales, los productos resultantes son más nutritivos, teniendo mayores niveles de vitaminas, minerales, hierro, cromo, magnesio, etc., ayudando a prevenir enfermedades como el cáncer.

Los alimentos ecológicos no tienen aditivos de síntesis, que pueden traer problemas de salud tales como osteoporosis, insuficiencias cardiacas, alergias, migrañas, Parkinson, hiperactividad, etc. Diferentes estudios han demostrado que no es necesaria la introducción de sustancias de síntesis durante la producción o cultivo de alimentos, a lo mismo que para su conservación posterior. Todos los productos biológicos que se cultivan de forma limpia, respetando los ritmos naturales son más equilibrados y ricos en nutrientes. En el mercado no es necesario buscar productos fuera de temporada que colmen las necesidades nutricionales del organismo.

Muchos de los pesticidas químicos son utilizados en la agricultura convencional, lo que provoca que se queden residuos en los alimentos que consumimos diariamente. Estudios toxicológicos realizados a muchos de estos alimentos muestran la relación existente entre patologías y los pesticidas comúnmente utilizados. También la utilización de estos pesticidas es perjudicial para los trabajadores agrícolas, especialmente para los países en desarrollo ya que su utilización está muy poco regulada.