La práctica de la agricultura ecológica puede servir como intermediaria para conocer nuevos idiomas y culturas

La agricultura ecológica también se conoce como biológica orgánica y es la que se basa en el cultivo para aprovechar todos los recursos naturales para combatir plagas, mantener o aumentar la fertilidad en el suelo, entre otros. Dicha labor tiene como finalidad realizar estos quehaceres sin recurrir a productos químicos como fertilizantes, antibióticos, plaguicidas y similares, así como la no utilización de aquellos organismos que hayan sido modificados genéticamente, conocidos como transgénicos. Contar con un excelente dominio del inglés nos puede abrir las puertas en actividades relacionadas con la agricultura ecológica, sirviendo como puente y como comunicadores para todas las personas que no poseen dichos conocimientos.

Para realizar un trabajo correcto es necesario tener un aprendizaje del idioma progresivo y didáctico, almacenando la información de la mejor forma y por más tiempo. Quienes estudian con los programas de Kids&us tienen la capacidad de recordar todo el aprendizaje de los últimos años con facilidad o con menos esfuerzo. Gracias a los conocimientos adquiridos con el idioma, puedes trabajar dentro de varios campos incluso del que se encarga de conseguir alimentos más naturales, sanos y nutritivos y que sirve de ayuda para obtener una mayor sostenibilidad en el medio ambiente, causando un mínimo impacto en el mismo.

Existen varios tipos de agricultura ecológica que buscan el equilibrio y respeto al medio ambiente entre ellas la agricultura natural o Fukuoka, la agricultura biodinámica, la agricultura sinérgica, la mesiánica, la permacultura, etc.

Si quieres introducir este tipo de alimentos en tu dieta, te mostraremos a continuación algunos de los beneficios que ellos te brindaran. Todos los productos ecológicos son más saludables pues están libres ss los residuos tóxicos que están presentes en los pesticidas, antibióticos, insecticidas, fertilizantes sintéticos, aditivos y conservantes, muchos de los que se utilizan en la agricultura tradicional para eliminar plagas e insectos y que tienen efectos negativos en el organismo.

Todos estos alimentos tienen mayor asimilación por parte de nuestro organismo sin alterar las funciones metabólicas. Según expertos en nutrición, gran parte de las enfermedades degenerativas tienen origen en la alimentación y por ende, la procedencia de dichos alimentos. Otro beneficio que nos aportan los productos ecológicos es que al estar cultivados de manera natural en suelos equilibrados por fertilizantes naturales los productos son más nutritivos. Poseen niveles más altos de vitaminas, minerales, antioxidantes, hidratos de carbono y proteínas. De manera que estos alimentos no contienen ningún aditivo de síntesis que sean perjudiciales para tu salud y que pueden causar problemas tales como insuficiencias cardíacas, osteoporosis, migrañas, alergias, Parkinson, etc.

Estos cultivos eliminan por completo la utilización de pesticidas químicos que se emplean con regularidad en la agricultura tradicional generando que estos residuos aparezcan en estos alimentos causandonos daño de manera constante. No obstante también afecta al trabajador agrícola, este tipo de siembra se ha convertido en un problema serio en los países en desarrollo donde aún no se regulan las normas contra el uso de pesticidas. Todas estas sustancias son dañinas al medio ambiente y tienen un costo adicional en la sociedad, pues está es la que debe eliminar los residuos dejados en la naturaleza.